Dirección : C/Los Jazmines No.511, Barrio Sirari Santa Cruz de la Sierra, Bolivia
Teléfono : 00591-3444109
Atención al público : Lunes, Miércoles y Jueves, de las 9 a las 12:00

PORTADA > NOTICIAS DEL CONSULADO
Cónsul General Wang Jialei publica el segundo artículo de opinión sobre la fricción comercial entre China y EEUU
2019/06/11

        El día 10 de junio, el diario El Deber publicó un artículo de opinión del Cónsul General Wang Jialei sobre la fricción comercial entre China y EEUU. A continuación el texto íntegro del artículo.

No hay ganador en la guerra comercial

        La escalada arancelaria de EEUU contra China no sólo tiene impacto en China, sino perjudica mucho a la economía de EEUU y la economía mundial.

        China y EEUU son el uno al otro el primer socio comercial y una importante fuente de inversiones. En 2018, el comercio bilateral de bienes y servicios sobrepasó 750 mil millones de dólares, la inversión acumulada bidireccional fue cerca de 160 mil millones de dólares. Se ha forjado una relación mutuamente beneficiosa con fuerte complementariedad e intereses interrelacionados, que beneficia no sólo a los dos países sino también a todo el mundo.

        La guerra comercial no "ha vuelto a hacer grande a EEUU". Los sectores manufactureros de ambos países están altamente dependientes entre sí. Muchos fabricantes estadounidenses dependen de las materias primas y los productos intermedios de China. Es difícil para ellos encontrar buenos proveedores alternativos en corto plazo, tendrán que soportar los costos de los aumentos de tarifas.

        La guerra comercial hace daño a los intereses de los consumidores estadounidenses. La importación de bienes de consumo de bajo precio y buena calidad de China es un factor clave de la baja inflación duradera de EEUU. Según una investigación realizada por la Federación Nacional de Minoristas de EEUU, las tarifas del 25 por ciento sólo para muebles le costarán a los consumidores estadounidenses un adicional de 4.6 mil millones por año. Según un informe de Trade Partnership, si EEUU imponen aranceles del 25 por ciento sobre todos los productos chinos importados, EEUU perderá 2.16 millones de puestos de trabajo, con una carga anual adicional de 2,294 dólares para una familia de cuatro personas.

        La guerra comercial afecta al crecimiento de la economía estadounidense. Un informe conjunto de la Cámara de Comercio de EEUU y el Rhodium Group muestra que, bajo el impacto de la fricción económica y comercial entre China y EEUU, el PIB de EEUU en 2019 y los próximos cuatro años podría disminuir entre 64 y 91 mil millones por año, alrededor de 0.3-0.5 por ciento del PIB total de EEUU. Si EEUU imponen aranceles del 25 por ciento a todos los productos chinos exportados a EEUU, el PIB de EEUU disminuirá en 1 trillón de dólares en los próximos diez años.

        Las medidas proteccionistas del gobierno estadounidense, contrarias a las normas de la OMC, perjudican al sistema multilateral de comercio, trastornan gravemente las cadenas industriales y de suministro globales. Con la sombra de la crisis financiera internacional aún persistiendo en la economía global, la escalada arancelaria de EEUU puede alterar el orden económico y comercial mundial, y hundir a la economía mundial en la "trampa de la recesión".

        El Fondo Monetario Internacional redujo su proyección del crecimiento económico mundial para 2019 a 3.3 por ciento en su informe del abril pasado, afirmando que las fricciones económicas y comerciales podrían deprimir aún más el crecimiento económico mundial y debilitar la inversión ya desalentada.

        La escalada arancelaria de EEUU contra China, en vez de contribuir a la solución de los problemas, perjudica a los intereses de diferentes partes, ha recibido rotundo rechazo de la parte china. China no quiere guerra comercial, pero tampoco la tiene miedo. China sigue comprometida con su propia causa, sin importar cómo cambie el ambiente externo. Para China, la solución fundamental a las fricciones económicas y comerciales consiste en fortalecerse a través de la reforma y la apertura. Una China más abierta tendrá interacciones más positivas con el mundo, lo que a su vez promoverá el desarrollo y la prosperidad tanto de China como del mundo.

Para sus Amigos:   
Imprimir